Cómo hacer pechugas de pollo con crema al cilantro


Existen diversas formas de cocinar el pollo, en especial las pechugas, que es una de las partes más recomendadas para su consumo. Puesto que contiene una alta cantidad de proteínas y es más fácil de obtener solo la carne libre de huesos.

La pechuga es una carne muy recomendada para incluir en la alimentación, sobre todo para los deportistas. Para preparar esta receta, no vas a necesitar ni media hora, puesto que es bastante rápida y fácil de hacer. Las pechugas de pollo con crema al cilantro son una receta muy nutritiva y deliciosa.

¿Qué necesito para prepararlas?


Los ingredientes que se necesitan son: 8 pechugas de pollo sin hueso y sin piel, dos tazas de cilantro no importan si los picas o tal como los has comprado, media taza de cebolla, dos tazas de crema, una taza de caldo de pollo, tres cucharadas de mantequilla, tres cucharadas de harina y pimienta negra en polvo al gusto. Es una receta que está pensada para 6 porciones.

Cómo se prepara


No pienses que te vas a complicar en la cocina realizan esta receta. Como te he dicho, es una receta bastante sencilla. Ideal para cuando tienes poco tiempo o las ganas no son lo que sobran para cocinar.


  • Paso 1: se deben cocer las pechugas de pollo con agua suficiente, añadir cebolla, sal y pimienta. Debes mantener las pechugas en el caldo hasta que sea momento de servir.
  • Paso 2: tienes que licuar el cilantro, la cebolla, la crema y el caldo de pollo. Este puede ser el mismo donde has cocido las pechugas, no tienes que comprar nada más. Luego, deberás derretir la mantequilla en un sartén a fuego medio y añadirle la harina, vas a ir removiendo.
  • Paso 3: baja le temperatura del fuego, tienes que añadir la salsa de cilantro. Tendrás que hervirla por un par de minutos hasta que tenga una consistencia ligeramente espesa. Tienes que añadir sal y pimienta al gusto
  • Paso 4: posteriormente, tienes que cortar las pechugas de pollo en rebanadas y añadirlas a la salsa de cilantro. Las puedes dejar uno a tres minutos en la salsa o ponerlas sobre un plato y bañarlas con la salsa. Recomiendo hacer lo primero, puesto que el sabor puede penetrar aún más y será mucho mejor para el paladar, sobre todo si los comensales son algo exigentes.