Todos los secretos de la cocina sana


Los secretos de la cocina sana es algo que desearás haber aprendido hace mucho tiempo. Ya que te permitirá comer sabroso y llevar una vida saludable al mismo tiempo. Algo que, todos añoramos.
Sin más preámbulos, vamos a los secretos de la cocina sana, directamente.

¿A qué llamamos cocina sana?


Llamamos cocina sana  al arte de combinar los alimentos, de manera que, su resultado sea agradable al organismo, y provoque en él, efectos positivos. Una cocina sana se caracteriza por:


  • Sacar el máximo provecho de los nutrientes, especialmente vitaminas y minerales, que contienen los alimentos naturales.
  • Evita el consumo excesivo de colesterol, grasas y sal. Alimentos que, como bien sabemos, conlleva efectos devastadores en el sistema cardio-vascular de nuestro cuerpo.
  • Prioriza los alimentos que tienen origen vegetal, tales como, los cereales y las legumbres.


Y lo mejor es que, con este tipo de alimentación, se experimentan nuevos y mejores sabores, agradables al paladar.

15 secretos de la cocina sana



  1. Prepare las ensaladas, minutos antes de servirla. De esta manera, aprovechará y extraerá al máximo sus nutrientes.
  2. Si tuviera que elegir entre consumir alimentos procesados y conservados, o consumir alimentos frescos y naturales. La respuesta, si hablamos con la lógica, claramente sería la segunda opción. Sin embargo, en el momento decisivo casi siempre nos vamos por lo más llamativo, las carnes procesadas.
  3. Prepare las verduras con la cantidad necesaria de agua, no más. Si coloca una mayor cantidad de agua a las verduras, estará desperdiciando también, los micronutrientes necesarios par el organismo.
  4. En cuanto a los cereales (pan, arroz, harina) utilice los integrales. No utilice o evite los cereales refinados. Tienen un sabor similar pero la diferencia en cuánto a los efectos de la salud, son abismales.
  5. Quite de su vocabulario gastronómico, las palabras: grasa, azúcar y sal. Evite o disminuya su consumo. Esta combinación es la gran responsable de los problemas cardíacos de la población.
  6. Consuma dos litros de agua al día, como mínimo. Es algo, en que todos los nutricionistas del mundo, están de acuerdo.
  7. Prefiera el consumo de lácteos descremados. 
  8. Dos cucharadas de aceite de oliva. Y tu cuerpo te lo agradecerá.
  9. Consume menos frituras. En vez de las frituras, consume los alimentos preparados al horno, a la plancha o hervidos.
  10. Que tu ensalada sea de diferentes colores. La variedad será agradable a la vista y beneficioso para tu cuerpo.
  11. Utiliza las ollas de acero inoxidable. Son menos tóxicas para el organismo que las ollas de bronce o de cobre. Afortunadamente, en el mercado encontrarás cada vez menos de este tipo de olla.
  12. Disminuir el consumo de las yemas de huevos. Conocido por su alto porcentaje de colesterol, te recomendamos no consumir más de 4 a la semana.
  13. En cuanto a las frutas. Como lo mencionamos en anteriores artículos, se recomienda ampliamente su consumo.
  14. Y, como un truco de comida sana adicional, le recomendamos tener a la mano, una variedad de frutas. De esta manera, se sentirá propenso a consumir más frutas y a consumirla de diferentes formas (en zumo, al horno, etc.)
  15. Si consume carne quite toda la grasa visible antes de empezarla a preparar. Si consume carne cocínela primero a un fuego intenso, para luego dejar terminar su cocción a fuego lento. De esta manera, asegurará que los nutrientes se conserven y puedan ser aprovechados por su organismo.


Conclusiones


Recuerde, comer saludable o hacer dieta, no significa pasarla mal y realizar sacrificios. Significa ser responsables y aprovechar al máximo nuestra existencia. Comer sabroso y comer mucho, no está reñido con la alimentación saludable, siempre qué sepamos qué comer y cuándo comer.¿Qué opinas tú, estimado lector?