6 remedios caseros para el cabello seco y dañado


No siempre en algunas personas tienen problemas para las personas que se sienten incómodos por tu cabello lo tienes aquí El pelo pierde su humedad natural debido a razones como pueden ser el exceso de sol, exceso de calor y/o la utilización de productos químicos de forma equivocada. La sequedad en el pelo hace que éste se dañe más fácilmente.

A medida que el pelo va perdiendo su humedad y se va secando, pierde su vitalidad y su aspecto se vuelve más dañado y apagado. Además, segun investigaciones de DoctorSalud, el pelo seco es más vulnerable al daño ya que se vuelve menos elástico y suave y por tanto puede enredarse y romperse más fácilmente.

En el caso de tener el pelo seco o dañado, en lugar de gastar cantidades inmoderadas de dinero en medicinas y demás productos reparadores para el pelo, podemos hacer una pequeña visita a la cocina donde encontraremos soluciones naturales y tremendamente eficaces para mejorar la condición y salud de nuestro cuerpo. A continuación, tenéis 6 remedios caseros para el cabello seco y dañado

1.- Masaje con aceite

Calentar un poco de aceite (por ejemplo, aceite de oliva, o de coco…) y frotar el cuero cabelludo con ternura. Podemos añadir un par de gotas de aceite de ricino o una cucharada pequeña de aceite de almendra para dar más nutrientes a nuestro cuero cabelludo.

Esparcir el aceite con ayuda de la ducha y dejar reposar durante un par de horas (también podemos hacerlo antes de dormir dejarlo haciendo efecto durante la noche). Limpiar el pelo con un limpiador suave la mañana siguiente.

2.- Vinagre

El vinagre regula el pH de nuestro pelo además de limpiarlo de posibles contaminaciones. También sirve para eliminar la caspa que hace que nuestro pelo parezca más seco y adormecido de lo que realmente está.

Mezclar un poco de vinagre con dos vasos de agua y dos gotas de aceite de médula, y limpiar el pelo todos los días con la mezcla. Enjuagar bien el pelo después del lavado con vinagre.

3.- Mayonesa

Cubrir todo el pelo (desde raíz a punta) con mayonesa y cubrir el cabello con un gorro de ducha o bolsa de plástico durante 10 minutos. Pasados los 10 minutos, limpiar el pelo con un champú o gel limpiador suave.

4.- Mantequilla de cacao

Calentar un poco de margarina de cacao y frotarlo contra el cuero cabelludo y el pelo. Dejar reposar durante 10 minutos antes de enjuagar con agua. La mantequilla de cacao acondiciona el pelo y le da un brillo sólido.

5.- Huevos

Batir dos huevos y aplicar la mezcla sobre el cuero cabelludo y el pelo asegurándonos de no dejar ninguna zona libre. Dejar que repose durante un tiempo mientras masajeamos (10-15 minutos) y enjuagar con un limpiador decente.

Para mejorar el resultado, podemos añadir a la mezcla de los dos huevos, una cucharada de aceite de oliva y una de vinagre. Enjuagar pasados 15 minutos. Los huevos fortalecerán el pelo y le aportarán brillo.

6.- Frutas naturales

Dejar madurar un aguacate o plátano y una vez madurados, machacar la carne para hacer una especie de pasta y aplicar sobre el pelo. Enjuagar la mezcla con agua tibia una hora después.