Prevenir es un hábito saludable recomendado


En este artículo hablaremos de otro hábito saludable que recomiendo seguir ya que es bastante importante.

Por supuesto que diariamente estamos expuestos a enfermedades de cualquier tipo, esto no quiere decir que podamos reducir las posibilidades de adquirir alguna enfermedad siendo previsivos, entendiendo las señales que nuestro cuerpo nos envía y realizándonos análisis de forma regular, para no ser sorprendidos negativamente por alguna enfermedad. En pocas palabras: debemos actuar oportunamente para evitar que nuestros malos hábitos nos enfermen, convirtiendo la visita médica en costumbre y no en emergencia.

Visita una vez al año a un médico es un hábito saludable


Visitar oportunamente a un médico para evitar que la falta de ejercicio, el estrés y la mala alimentación nos enfermen gravemente, porque muchas enfermedades pueden ser detectadas a tiempo y ser tratadas debidamente; de allí la importancia de acostumbrarnos a visitar a nuestro médico de cabecera por lo menos una vez al año, aunque en apariencia nos veamos sanos. Comienza desde ahora:

Al realizarte tu chequeo anual, el médico evalúa los riesgos de padecer enfermedades gastrointestinales y del corazón tanto en hombres y mujeres. Para las mujeres el control ginecológico.

El primer paso es estar seguros de que no tenemos ninguna enfermedad pero también reducir las posibilidades de enfermarse gravemente. Los hombres son más propensos a las enfermedades cardiovasculares, las cuales pueden prevenirse considerando la diabetes, la falta de ejercicio, el tabaquismo, el consumo exagerado de grasas y la obesidad.

El médico controlará tu presión arterial, además de recomendarte algunos exámenes de sangre para evaluar los niveles de triglicéridos, ácido úrico, colesterol y ver si están en los rangos normales la cantidad de glóbulos rojos y descartar la anemia.

Consejos para mantener el equilibrio en tu organismo


Mantenerte sano no sólo quiere decir que estés libre de cualquier enfermedad, en la actualidad el concepto es más amplio porque la salud es la manifestación de todo lo que puede hacer una persona y lo que puede llegar a ser esa persona; considerando este nuevo concepto hemos recopilado algunos consejos que pueden ser de tu interés:

Duerme por lo menos 8 horas al día


Debes tratar de tener una rutina de sueño constante, de manera que puedas dormirte fácilmente, no consumas alimentos pesados y no realices actividades físicas intensas antes de dormir, no debes dormir con la televisión encendida porque el ruido dificultará el descanso a tu cerebro. Otro excelente hábito saludable.

Sigue una dieta equilibrada


Incluye en tu alimentación vegetales y frutas, elige alimentos libres de colorantes y conservantes, trata de hacer tus tres comidas a la misma hora cada día para favorecer la digestión. Al sentarte a comer, debes hacerlo relajado y sin apuros, consume suficiente agua para mantener tu organismo limpio.

Realiza alguna actividad física


Puedes caminar diariamente durante 30 minutos, con respiraciones profundas y hacerlo despacio, en vez de utilizar el ascensor, sube y baja por las escaleras, recuerda utilizar zapatillas y ropa cómoda para sentirte más ligero. Camina de forma erguida en beneficio de tu circulación y trata de sonreír al ejercitarte.

Distracción sana


Una vez por semana realiza alguna actividad que te guste como ir al cine, leer un libro, oír música, etc. Realiza paseos al aire libre con tus amigos, pareja o tus hijos. Procura estar tranquilo y relajado el mayor tiempo posible: evita los enojos innecesarios, si llegas a sentirte ofendido procura perdonar. Si no puedes evitar enojarte trata de no gritar porque tu organismo sufrirá las consecuencias.