Cómo es el Manicura perfecta


Las manos, son una parte del cuerpo en la que cada detalle cuenta, por eso la manicura se enfoca en el cuidado y embellecimiento de las manos, convirtiéndose en un icono de elegancia, belleza y delicadeza en las mujeres.

Las uñas además de mostrar el estado de salud de las personas, son un reflejo de la personalidad y parte de la carta de presentación ante los demás, por ello requieren de un cuidado adecuado.

Las últimas tendencias en manicura apuestan al atrevimiento y a la innovación sin dejar de un lado la sencillez, el clásico estilo francés con colores fuertes, decoración artística de uñas naturales o artificiales y la aplicación de esmaltes color beige y metalizados marcan pauta en las próximas temporadas.

Colores y combinaciones

Con creatividad y originalidad las unas pueden llegar a ser lo más impactante, además de convertirse en unas aliadas perfectas para completar el maquillaje, contrastar la vestimenta y enfatizar la feminidad.

En este proceso los colores y las combinaciones son fundamentales, ya que van más allá de la estimulación visual simple.

Se puede mantener el equilibrio con el clásico estilo combinado, manos y pies con el mismo esmalte.
Arriesgarse un poco al jugar con las tonalidades de un color o atreverse radicalmente a mezclar colores vivos, fuertes y opuestos entre sí, sin obviar las diversas decoraciones que están de moda.

¿Que transmiten los colores?

El color tiene una inmensa afinidad con las emociones y su apreciación forma parte de diversos procesos físicos, fisiológicos y psicológicos.

Los colores cálidos como: rojo, amarillo y naranja, dan sensación de actividad, alegría, dinamismo, confianza y amistad.

Los colores fríos: cian, azul y violeta, dan sensación de tranquilidad, seriedad y distanciamiento.
La contraposición de estos grupos se le llama contraste cálido- frio. El verde y el magenta son colores mediadores que dependen de la tonalidad o la cantidad de amarillo o azul que contengan respectivamente.

8 pasos básicos

  1. Limpiar
  2. Cortar
  3. Limar
  4. Remojar cutículas
  5. Retirar la piel muerta
  6. Empujar hacia atrás la cutícula
  7. Hidratar
  8. Aplicar base transparente

Según el tono de tu piel

Los brillos y matices neutros lucen muy bien en todos los tonos de piel. Para utilizarlos es muy importante que las unas estén muy bien cuidadas, ya que se resalta su naturalidad.

Pieles pálidas

Colores pasteles (rosa, azul, verde, melocotón, beige) y cualquier tono con base azul como rojos, violeta y morado. Se deben evitar los esmaltes oscuros, amarillos y dorados.

Pieles claras

Gama completa de morados, naranjas suaves, fucsias, rosas claros, magenta, frambuesa.
Los tonos muy oscuros no lucen en las pieles oscuras, aplica esmaltes suaves y de colores pasteles.

Forma ideal

  • Ovaladas: Ideal para dedos pequeños y uñas anchas
  • Cuadradas: Se adapta mejor en dedos largos y estrechos.
  • Redondas: Lo más recomendado para las uñas cortas y quebradizas, ya que garantiza su resistencia.
Los colores llamativos lucen más elegantes en uñas cortas. Sumerge las uñas en agua fría para un secado rápido.